sábado, 8 de noviembre de 2014

"CARRIE" DE STEPHEN KING (1974)

¿A quién no le suena, por ligeramente que sea, la historia de Carrie o ha visto la famosa imagen de Sissy Spacek bañada en sangre en la primera adaptación cinematográfica de esta novela?

Mi primer contacto con Carrie fue con esta peli, la de Brian de Palma de 1976, que, a pesar de estar considerada un clásico del género de terror, no me dijo nada especial. Poco después, sobre el 2000, una amiga me regaló la novela por mi cumpleaños ya que se la habían recomendado en una librería para regalar a alguien al que le gustaba el género de terror (osea, yo XD). Y aunque me puse con ella por aquel entonces con algo de reparo, porque la peli no me había terminado de entusiasmar, terminé mi lectura bastante satisfecha.

Y no ha sido hasta la reciente y última adaptación al cine de la novela (protagonizada por la guapa Chloë Grace Moretz y que me gustó más de lo que esperaba) que he decidido releer el libro para terminar reafirmando mi opinión de hace tantos años.

"Carrie" fue la primera novela que publicó Stephen King y, resumiendo, digamos que trata sobre la brutal venganza que lleva a cabo una adolescente con poderes telequinéticos tras sufrir acoso escolar en el instituto.

A pesar de la cantidad de descripciones que tiene (que yo personalmente odio) y que ya me conocía el desarrollo de la historia y el final de sobra, ha conseguido mantener mi interés y algunas partes me han parecido escalofriantes. También me ha gustado mucha la originalidad de su estructura, que no recordaba en absoluto.

Y que el baile de fin de curso y lo que pasa posteriormente ocurra entre la madrugada del 27 al 28 de mayo (fecha de mi cumpleaños) me ha dado muy mal rollo...


"Nadie se sorprendió cuando ocurrió, no verdaderamente, no en ese nivel subconsciente donde tienen lugar nuestras vivencias más brutales. En apariencia, todas las muchachas que estaban en las duchas se sintieron anonadadas, estremecidas, avergonzadas o simplemente felices porque esa cerda de la White había vuelto a recibir una buena. Incluso algunas de ellas podrían haber alegado que el hecho las había sorprendido, pero, por supuesto, esa afirmación habría sido falsa. Carrie había asistido a la escuela con algunas de ellas desde el primer año, y esto se había estado gestado desde entonces, gestándose en forma lenta e inmutable, según todas las leyes que gobiernan la naturaleza humana, gestándose con la exacta regularidad de una reacción en cadena que se acerca a la mesa crítica.

Lo que nadie sabía, desde luego, era que Carrie White tenía poder telecinéticos"


"... y todo fue tan rápido que nadie se dio cuenta realmente de lo que estaba sucediendo. Estábamos todos de pie, aplaudiendo y cantando el himno de la escuela. Y entonces -yo estaba situada en la mesa de las acomodadoras, junto a la entrada principal, y miraba hacia el escenario- se vio un destello producido por un objeto metálico que reflejaba la intensa iluminación del escenario. Yo me encontraba al lado de Tina Blake y Stella Houghton, y creo que ellas lo vieron también.

De inmediato se produjo lo que pareció una enorme salpicadura de rojo en el aire. Parte de ella se estrelló con el mural y chorreó en espesas gotas. Supe de inmediato, incluso antes de que los tocara a ellos, que era sangre. Stella pensó que era pintura, pero yo tuve un presentimiento, igual que esa vez que mi hermano fue atropellado por un remolque cargado de heno.

Quedaron empapados. Carrie fue la que recibió más. Se veía exactamente como si hubiese sido sumergida en un balde de pintura roja. Permaneció allí inmóvil. No hizo un solo movimiento. La orquesta de Josie y sus Lunáticos, que estaba más cerca del escenario, recibió una rociada. El primer guitarrista tenía un instrumento color blanco, y quedó cubierto de sangre. 

-¡Dios mío, si es sangre! -exclamé.

Cuando dije eso, Tina dio un grito. Fue muy fuerte y se escuchó en todo el gimnasio. 

La gente había dejado de cantar y reinó el silencio. Yo no podía moverme; estaba clavada en el lugar. Levanté la vista y vi dos baldes que se balanceaban y entrechocaban sobre los troncos. Todavía goteaba. De repente cayeron, seguidos por una larga cuerda floja. Uno de ellos golpeó a Tommy Ross en la cabeza. Produjo un sonido fuerte, vibrante, como un gong.

Con eso alguien se rió. No sé quién fue, pero no era la risa de una persona que ha visto algo divertido. El sonido era áspero, histérico, horrible.

En ese mismo instante, Carrie abrió los ojos y pareció que se le iban a desorbitar"