jueves, 12 de noviembre de 2015

"EL BURLADOR DE SEVILLA" + FOTOS DEL ENCUENTRO CON EL PÚBLICO (TEATRO ESPAÑOL, OCTUBRE - 2015)

Tras lo mucho que me gustó su montaje de "Las amistades peligrosas", no podía perderme la versión de Darío Facal de "El burlador de Sevilla", obra atribuida a Tirso de Molina que recoge por primera vez el mito de Don Juan, uno de los personajes más universales del teatro español. 


El director madrileño ha centrado su montaje en el erotismo y sensualidad de Don Juan y sus mujeres, lo que resulta muy provocador y, vistas las críticas, no del gusto de todo el público.

A mí ha vuelto a encantarme la atrevida pero efectiva mezcla del texto clásico con la moderna puesta en escena; que en esta ocasión cuenta con música en directo, micros, proyecciones y cámaras de vídeo. 

Sin duda, Darío Facal se ha convertido ya en uno de mis directores teatrales favoritos. 


El reparto está formado por 13 actores, provinientes en su mayoría del cine y la televisión: Álex García, Manuela Vellés (en su debut teatral), Agus Ruiz, Marta Nieto, Emilio Gavira, Eduardo Velasco, Luis Hostalot, Rebeca Sala, Rafa Delgado, David Ordinas, Alejandra Onieva, Diego Toucedo y Judith Diakhate.





"Representar El Burlador de Sevilla es poner en escena el texto fundacional de un mito que ha llegado hasta nosotros con toda su fuerza y su misterio. Escenificar este texto atribuido a Tirso de Molina es, sobre todo, conseguir poner a Don Juan sobre el escenario.

Existen tantos Don Juanes como mujeres intenten imaginarlo y hombres intenten asemejarse a él y, por eso mismo, cualquier intento de concretar a Don Juan será siempre insatisfactorio. Por eso, este montaje no quiere únicamente representar las aventuras eróticas de Don Juan y su road movie a través de Europa, más bien procura explorar las incertidumbres del texto y respetar sus incógnitas sin pretender darles respuesta.

Podemos por fin imaginar, en el siglo XXI, a Don Juan como un mito erótico y no como un mito amoroso y representar El Burlador de Sevilla con todo el erotismo, sexualidad y sensualidad que emerge de la obra. Encontrar el humor de este personaje subversivo que nos seduce con su profundo amor a la vida, con su enorme necesidad de vivir rápido y tener un bonito cadáver.

Este montaje será una celebración de los sentidos lleno de sensualidad, erotismo, literatura, música y teatro. Un espectáculo lleno de todas aquellas cosas que nos dan placer" (Darío Facal, director)


Fotos hechas por mí durante los saludos finales y el encuentro con el público





El convidado de piedra

El director Darío Facal