sábado, 19 de septiembre de 2015

"SI LA COSA FUNCIONA" (TEATRO COFIDIS ALCÁZAR, AGOSTO - 2015)

Allá por 2009, cuando este blog tenía apenas unos meses, publiqué una entrada con algunas frases de la peli de Woody Allen que me habían encantado. Aquí la dejo para futuras consultas: http://tarantuladeafrica.blogspot.com.es/2009/11/si-la-cosa-funciona-2009.html

Woody Allen escribió "Si la cosa funciona" como una 'stand up comedy' para sí mismo (de ahí que el protagonista se dirija al público de vez en cuando), pero la dejó caer en el olvido. Finalmente se convirtió en la película protagonizada por Larry David, un cómico de monólogos estadounidense, que interpreta a su alter ego, ya que como dijo el propio Allen sobre el personaje: “Yo lo he creado. No soy yo exactamente, quizás sea una extrema exageración de mis sentimientos, las similitudes son obvias”.


Y casi 6 años después se estrena en España su versión teatral, que es la primera adaptación de la filmografía del cineasta neoyorquino en nuestro país.

Alberto Castrillo-Ferrer dirige esta comedia ácida protagonizada por un misántropo pesimista y malhumorado y llena de reflexiones muy interesantes, que son Woody Allen en estado puro.


El protagonista absoluto es el popular José Luis Gil, que borda el papel de Boris. Ha sido un placer verle actuar en vivo y directo y, para mí, lo único que merece la pena de esta obra es su interpretación.

Quizás yo esperaba mucho de una adaptación de tal calibre, pero no me ha parecido nada del otro mundo. Una obra aceptable y pasable, pero totalmente prescindible si no encuentras un descuento y pagas el precio total de la entrada. Me quedo con la película sin lugar a dudas, aunque José Luis Gil es mucho José Luis Gil.

Completan el reparto Ana Ruiz, Beatriz Santana, Ricardo Joven y Rocío Calvo.




"Lo confieso: Idolatro a Woody Allen. Le admiro. He soñado con ser Woody Allen. Hubiese vendido el alma y hasta la moto a cambio de su enorme ingenio, su desproporcionado talento, su irónica visión de la existencia y su capacidad de trabajo. Hubiese aceptado cargar con sus neurosis (tampoco es para tanto), con su aspecto físico (eso es quizá más duro) y hasta con su tartamudeo eterno.
“Si la cosa funciona” habla de la existencia, de la montaña rusa de la vida, del paso del ser humano por este planeta, pero también habla de los prejuicios y los lugares comunes, del poder de cambio que tiene la civilización, nos cuenta un Nueva York dónde todo es posible, nos habla del amor… es casi un cuento contemporáneo, la excusa de un nuevo Pigmalión sirve para confrontar experiencia e inocencia, pensamiento e intuición, amargura y felicidad. Woody Allen en estado puro, pero también a través del tiempo y de su obra, ya que la adaptación del guión original es una labor de orfebrería dramatúrgica para condensar el universo de uno de los mayores genios de nuestro siglo, un texto que mantiene el ritmo y el humor sin dejar de llamar al pan, pan y al vino, vino. 

La estética elegida nos permite un bonito recorrido por la más emblemática de las ciudades americanas, pero también un paseo por las inquietudes del ser humano. El humor implacable de los diálogos y situaciones de Allen es como un cicerone que nos acompaña durante toda la representación, sus personajes tiernos y fuertes a la vez son un reflejo de nosotros mismos, con nuestros miedos expuestos a la luz pero con la valentía de afrontarlos y de darles la vuelta, de asomarse a una ventana por la que entra el aire fresco de la vida” (Alberto Castrillo-Ferrer, director)



http://www.estrelladigital.es/articulo/planes/cosa-funciona-cofidis-alcazar/20150622113448243707.html

http://www.correveydinos.com/2015/06/critica-obra-si-la-cosa-funciona.html

http://itacabuscandoaulises.blogspot.com.es/2015/09/si-la-cosa-funciona-adaptacion-teatral.html