miércoles, 18 de junio de 2014

"VIRUS LETAL: EL COMIENZO" (EL CORREDOR DEL LABERINTO # 0.5) DE JAMES DASHNER (2012)

Reseña primera parte: "El corredor del laberinto"

Reseña segunda parte: "Las pruebas"

Reseña tercera parte: "La cura mortal"

------------------------

Cuando terminé de leer la trilogía juvenil de "El corredor del laberinto", me enteré que existía esta precuela, y como soy una ansias y quería leerla cuanto antes, me hice con la edición en español para Latinoamérica de la Editorial V&R, sin saber que Nocturna Ediciones la publicaría en España este próximo octubre bajo el título de "El destello". 

La precuela nos sitúa 13 años antes de la primera parte y explica bastantes cosas sobre cómo comenzó todo. El argumento me ha parecido correcto, pero en general me ha resultado más pesado y aburrido que el resto de novelas, a pesar de que en ocasiones tiene mucha acción y los giros inesperados de final de capítulo típicos del autor.

Aunque no me ha terminado de apasionar del todo, creo que es imprescindible para cualquier lector de esta trilogía distópica.


"En el rincón más oscuro del recinto, algo le llamó la atención: un sector lleno de cajas duras de unos sesenta centímetros de largo por treinta de altura y profundidad, que parecían proteger algo importante.

Algunas estaban abiertas y vacías; otras, selladas. 

Se acercó rápidamente y entornó los ojos para ver mejor, pero estaba demasiado oscuro.

Levantó una de las cajas cerradas, que resultó más liviana de lo que había imaginado, y se movió hacia la luz. La apoyó sobre la rejilla de metal del piso y se inclinó para ver de qué se trataba.

Tenía un símbolo de advertencia pegado arriba, de esos que indican que el contenido implica un riesgo biológico. Debajo del símbolo había una etiqueta que decía:

Virus VC321xb47
Altamente contagioso
24 dardos, máxima precaución

De repente, Mark deseó no haber tocado la caja"


"Cualquier duda que les hubiera quedado -o más bien cualquier esperanza- desapareció al instante: algo horrendo había sucedido.

El instinto de Mark fue dar media vuelta y correr en la otra dirección, pero cuando Trina abrió la boca y mostró lo valiente que era, se sintió avergonzado.

-Tenemos que llegar a la superficie, averiguar qué está pasando y ver si podemos ayudar.

¿Cómo podría decirle que no? Corrieron con tanta rapidez y cuidado como pudieron hasta que llegaron a la plataforma de una estación y se detuvieron. La escena que surgió delante de sus ojos era demasiado espeluznante para que la mente de Mark lograra procesarla. Supo que su vida había cambiado para siempre. Había cuerpos desparramados por el piso, desnudos y calcinados.

Gritos y aullidos de dolor taladraban sus tímpanos y resonaban por las paredes. Con la ropa en llamas, la gente se movía con dificultad, con los brazos hacia adelante y los rostros derretidos, como si fueran de cera. Había sangre por todas partes y una ráfaga de calor insoportable envolvía el aire; sintió que estaban en el interior de un horno.

Trina lo tomó de la mano; la expresión de terror en su rostro quedaría fijada en su mente para siempre. Luego lo empujó otra vez hacia el lugar de donde habían venido.

Mark pensó en sus padres y en su hermanita. Los imaginaba calcinados por el fuego y escuchaba los aullidos de Madison.

Y se le rompió el corazón"