jueves, 26 de junio de 2014

"MI OTRA VIDA" DE ALLISON WINN SCOTCH (2008)

De este libro me llamó la atención su argumento ya que trata un tema que me tiene algo obsesionada y me encanta: los famosos "¿Y si...?" o "¿Qué hubiera pasado si...?".

Es una novela romántica contemporánea que me ha gustado en general, pero de la que quizás me esperaba más.

Sin duda, lo que más me ha interesado son las reflexiones que hace la autora sobre qué pasaría si pudiéramos volver atrás en el tiempo y la importancia de las decisiones que tomamos en nuestra vida.

"

"Así que bebo como si fuera el fin del mundo, como si no supiera lo que nos depara el mañana, y me deleito con la posibilidad de tener una segunda oportunidad. Por debajo de la mesa, cojo la mano de Jack y trato de olvidar que lo que va a pasar en el futuro ya está predeterminado, que todos estamos condenados a caer en los mismos errores una y otra vez, y que mi segunda oportunidad tal vez no sea una oportunidad"

----------------------------------------------

"Hay cosas de volver a revivir tu pasado que son muy desconcertantes: te sientes como si alguien te estuviera espiando desde su escondite, alguien que puede aparecer en cualquier momento, hasta que caes en la cuenta de que esa persona eres tú. Tienes la sensación de estar jugando peligrosamente con el destino, y muchas veces a lo largo del día te preguntas si todo lo que haces ya está predestinado. Si me paro a tomar un café en Starbucks, me pregunto si hice exactamente lo mismo hace casi una década y, cuando me detengo a cotillear con Gene, si obtengo la misma información que ya había asimilado hace tiempo. He descubierto que no consigo recordar todos los detalles de mi vida cotidiana; así que, aunque hay una vaga sensación de familiaridad, poco parece que sea tangible o ya experimentado. Lo cual hace que me sienta como si caminase sobre arenas movedizas: por un lado quiero hundirme de una vez y que pase lo que tenga que pasar y, por otro, lucho y me aferro a lo que sea para salir de ahí, porque dejar que el destino siga su curso es una idea demasiado terrorífica para siquiera contemplarla"

----------------------------------------------

"-Por favor, perdonadme -dijo Henry a los invitados en mitad de la pista de baile de madera que la florista había instalado en el jardín el día anterior- porque me voy a poner sentimental, lo que, como todos los que me conocéis bien sabéis, es para mí una aberración.

Los invitados se rieron divertidos por lo certero de esa declaración. Henry era muchas cosas (lógico, preciso, fiel...), pero emotivo no era una de ellas.

-Como la mayoría de vosotros sabéis, soy hijo único -siguió-, y eso tiene sus ventajas: te regalan todos los juguetes que pides; pero también tiene sus inconvenientes: no hay hermanos que estén siempre ahí para jugar, ni un hermanito pequeño al que pegar. -Ahí se detuvo para reírse-. Pero el peor inconveniente de todos es que te pasas la vida buscando alguien que esté a tu lado, que te respalde. Me he pasado mucho tiempo buscando eso. -Se aclaró la garganta y me miró, y yo intenté deshacerme del nudo de emoción que se me había formado en la garganta.

-Y entonces -prosiguió- conocí a Jillian, que siempre está ahí, cuando tengo problemas con el trabajo o necesito el apoyo de alguien. Siempre está ahí y, para mí, alguien que ha pasado su vida sin tener a nadie más ahí (sin ánimo de ofender, papá y mamá) lo es todo. Ella lo es todo. -Se secó las lágrimas que le caían por las mejillas bronceadas-. Así que brindo por ti, Jill, que has llenado ese espacio que lleva 31 años vacío. Por mi Jillian, a la que amo más que a la luna y las estrellas.

Los invitados irrumpieron en un inmenso aplauso y alzaron sus copas de champán, y Henry se me acercó y me besó apasionadamente hasta que tuve que apartarlo.

Sí, cualquiera diría que teníamos mucha suerte. Podrías pensar que habíamos tenido muchísima suerte de encontrarnos el uno al otro y, aun siendo nuestra vida y no la tuya, se te llenarían los ojos de lágrimas al sentir toda esa felicidad, porque nosotros éramos aquello por lo que tú luchabas. Y viéndonos ahora, sabes que ese amor, ese vínculo entre dos personas que han comenzado como dos extraños y se han ido acercando hasta comprobar que el uno era la media naranja del otro, no es inalcanzable y que, si nosotros podemos tenerlo, tú también"