martes, 20 de abril de 2010

DÍA DE LOS CAPULLOS (15 - ABRIL - 2010)

¿Por qué dedico un post a un día tan malo? Porque fue para recordar... Lo que se presentaba como un día tranquilo, yendo solamente a la secretaría de la facultad y al PC City a por un ratón y una grabadora de DVDs, terminó en la pequeña sala de urgencias de un hospital (que mal se pasa viendo a la gente que acude allí...) y regresando a casa a las tantas.

Por orden cronológico:

  1. Uno de los "simpáticos" que trabajan en la secretaría de mi facultad... Yo sentanda en la silla, delante de él, esperando a que me reconociera los créditos de LE y el hombre mordiéndose las uñas, dándolas forma, antes de meter mis datos en el ordenador.


  2. El taxista "pro-ZP" que nos llevó al hospital y que nos dio la vuelta a la plaza de Chuchil (XD) para cobrar 0.30 € más.


  3. El tontolaba de urgencias, que me tomó la tensión de pie.

  4. El médico que me vio por urgencias (¿trauma?). Éste no era un capullo, al contrario: tranquilizándome y diciendo que me creía cuando decía que mareaba (!!) Me hizo un mini examen neurológico y todo... Me dijo: "¡Sos un manojo de nervios!" (era argentino, sí XD).

  5. El otorrino (¡tema aparte!): vacilando y chuleando. Me vio después de 1 hora de espera... Tuvimos tiempo de hacer amistad con una señora que también se mareaba y tenía cita ese día.


  6. El chiquito (era muy joven XD) del banco... ¿ligando? Le SUSURRO a mi madre que el banco está vacío y me dice que sí, pero que por la mañana estaba lleno...


  7. El taxista que nos trajo a casa, tras la conversación telefónica en la que contaba lo que me había dicho el ORL, me mira y me dice: "Venga, cántanos un poquito y alégranos la tarde".


  8. Al llegar al barrio, fuimos al de cabecera para que me hiciera las recetas que me habían mandado. Seguía con la tensión por las nubes así que me mandó un diurético y que me la controle. Pero cuando llegué a casa... ¡Sorpresa! Tenía la tensión normal.