sábado, 3 de octubre de 2009

RENOVARSE O MORIR

Está siendo una semanita intensa... He de contar esto porque hace mucho que lo tengo dentro y necesito compartirlo, aunque sea con el ciberespacio. Desde que terminé 3º de carrera, llevo fingiendo estar bien conmigo misma. Llevo haciéndome daño más de 2 años por tener miedo a enfrentarme a mis fantasmas; por tener miedo de mirar a mi abismo y que lo que éste me devolviera fuera tan horrible que no fuera capaz de soportarlo yo sola.

He pasado buenos y malos momentos, he sido feliz y he estado triste en todo este tiempo, pero siempre había algo dentro de mí que me iba comiendo por dentro: esos sentimientos, esos miedos, esas ideas que me impedían dar un paso más y comenzar a ver las cosas de otra forma.

Sé de sobra que está en mi mano enfrentarme a todo esto, pero lo he ido dejando y dejando... y así he llegado a este momento de mi vida, en que si me dicen algo relativo a este problema, no soy capaz de fingir más y me derrumbo.

¿Que si creo en el destino? Ahora mismo sé que a pesar de no querer verlo, todo este tiempo llevaba preparándome para cambiar, y que este cambio se va a producir ahora que estoy preparada y me acaban de dar una hostia para reaccionar si o si (lo triste es que yo sola no he sido capaz, pero gracias...) Además, no puedo seguir sin vivir al 100%... Me debo vivir...Sólo tenemos una vida, que no sabemos si será corta o larga, y es un delito no aprovecharla.

Sola o acompañada, voy a mirar al abismo.