viernes, 24 de abril de 2015

"PLUTO" (TEATRO LA LATINA, MARZO - 2015)

Tras el exitazo en Madrid de "El eunuco" y como parte también del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida en la capital, ahora le ha tocado el turno al "Pluto" del griego Aristófanes, una obra que tenía ganas de ver desde que me enteré de quién era su actor protagonista.


Escrita en torno al 380 a.C., nos presenta la utopía del reparto justo de la riqueza en forma de sátira política protagonizada por Pluto, el dios griego del dinero, que perfectamente se puede aplicar a nuestros días.

Y bajo la dirección de Magüi Mira y la versión de Emilio Hernández, esta obra se vuelve una comedia musical con música compuesta por el mismísimo Javier Gurruchaga y el pianista Marco Rasa, que interpreta en directo durante toda la función.


"Pluto" es divertida, ácida, fresca y tiene mucha crítica social. No necesita escenografía alguna ya que lo original de la versión y su excelente reparto brillan sin necesidad de más.


Sobre el escenario 8 actorazos: Marisol Ayuso, Marcial Álvarez, Jorge Roelas, Ana Labordeta, Santi Celaya, Toni Misó, Cayetano Fernández y el grandísimo Javier Gurruchaga, interpretando tanto al dios del dinero como a la pobreza, que fue el que más me sorprendió y encantó por lo camaleónico que es.




"Pluto, el dios del dinero, va cantando ciego por las calles. Está triste porque no sabe a quién se da. Quisiera repartirse con justicia entre toda la gente honesta… Los que no lo tienen lo reclaman, y los que ya lo tienen no lo quieren soltar. Pero Crémilo, un agricultor arruinado, le devuelve la vista. Y empieza la fiesta. Un sueño para unos, una pesadilla para otros… 

Pluto, es la historia de una utopía, del sueño del reparto justo de la riqueza, del dinero, es decir de Pluto. Ahí es nada. Ya le preocupaba a Aristófanes en el siglo IV antes de Cristo. Le preocupaba en un país mediterráneo donde la democracia perdía pie. Donde la corrupción de sus políticos era alta, alto el nivel de pobreza y baja, muy baja, la posibilidad de conseguir al menos un plato de lentejas. Donde algunos ciudadanos se hacían esclavos para trabajar y así poder comer… 

Atenas hace ahora 25 siglos. Aristófanes no es nuestro contemporáneo, nosotros somos ahora contemporáneos de Aristófanes. 

Si el humor nos democratiza porque la risa sana nos hace perder el sacrosanto respeto a los dogmas sociales, Pluto es humor del bueno porque además nos hace reflexionar. Un humor ácido, satírico, deslenguado, que nos invita a la fiesta. A la fiesta de la utopía. Una fiesta donde la pobreza esté erradicada y la riqueza, es decir Pluto, lejos de abusos, de exclusiones, de trampas, de mentiras… 

¿Se imaginan?" (Magüi Mira, directora)


http://www.elmundo.es/cultura/2014/07/31/53d9bc32268e3e98288b456b.html

http://www.teatroateatro.com/criticas/critica-de-pluto/12747/

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/escenarios/utopia-pluto-critica-musical_819007.html

http://www.agolpedeefecto.com/teatro_2015/teatro_pluto.html

http://cercadelacerca.blogspot.com.es/2015/04/pluto.html