sábado, 13 de diciembre de 2014

"SUEÑOS Y VISIONES DEL REY RICARDO III" (TEATRO ESPAÑOL, NOVIEMBRE - 2014)

Lo primero, quisiera dejar claro que en este blog yo no hago una crítica teatral "seria", por así decirlo. Para eso ya hay webs y otros blogs bastante buenos que profundizan más y mejor en ello, y cuyos enlaces siempre suelo dejar al final de mis entradas.

Yo me limito a dar algunos datos objetivos y mi humilde opinión sobre las obras que veo, y que en muchos casos va a estar influenciada por mi estado físico o anímico a la hora de acudir al teatro.

Y cuento todo esto porque aguantar durante 1 hora las ganas de hacer pis (¡qué fina soy! XD) me impidió disfrutar al 100% de esta obra y del final, donde Ricardo III recita la famosa frase "¡Un caballo! ¡Un caballo! ¡Mi reino por un caballo!", ya que tuve que salir al baño a 5 minutos de terminar porque me estaba poniendo mala :-(
 


Temas urinarios aparte XD, esta oscura versión actualizada de la obra de William Shakespeare, escrita en el siglo XVI, corre a cargo de José Sanchis Sinisterra y lleva por subtítulo "La noche que precedió a la infausta batalla de Bosworth".

De esta forma, se altera el orden cronológico de la obra original, cuya estructura se sitúa en la escena tercera del quinto acto (durante las últimas horas de vida del Rey) y va contando el resto del texto a través de flashbacks y de los sueños y visiones del título.


El director del que ha sido uno de los montajes más esperados del Teatro Español en el 2014 es Carlos Martín, director de la compañía zaragozana Teatro del Temple, que reflexiona sobre la ambición humana y hace una crítica a la situación política actual a través de esta compleja tragedia que mantiene su lenguaje clásico y dura aproximadamente 2 horas.


El extenso reparto de lujo de esta obra está encabezado por un veterano actor que me gusta mucho y que para mí era el principal reclamo: Juan Diego. Es impresionante la mezcla perfecta entre su caracterización y la entrega que tiene para interpretar a este ser deforme (en todos los sentidos).

Le acompañan Ana Torrent, Terele Pávez, Asunción Balaguer (¡qué 89 años más bien llevados!) y Carlos Álvarez-Nóvoa, entre otros. 



"¿Es posible encontrar la emoción sanadora, allí donde residen las palabras más dolorosas y terribles? ¿Nos sentimos transportados, fascinados, al contemplar la devastación total? ¿Qué hay allí, en la frontera entre la razón y el desvarío? ¿A qué desoladas playas del misterio nos arroja? ¿Por qué el dolor está tan cargado de hermosas palabras? ¿Es posible que, en lo más profundo de la tragedia, allí donde el ser humano ha sido arrastrado por el caos, el miedo, la angustia, la turbación máxima, sople una brisa depurativa y se escuche una catártica y embriagadora letanía de mujeres bañadas en duelo? ¿Queda algo tras la destrucción brutal, tras el paso del más feroz huracán emocional? ¿Es posible encontrar respuesta allí, donde algo se rompió en nuestras entrañas, allí, donde habita la enfermedad, el más desgarrador trauma, la deformación? ¿Es posible encontrar allí, un momento de conciencia total y definitiva?

Allá donde flotan los torturados espíritus, allá donde el ser humano se asoma al abismo más profundo, roto, desesperado de amor, de madre y de patria, ¿es posible? ¿Es posible que allá, justo antes de la batalla, encuentres algo que por fin te libere? ¿Es posible, Ricardo?" (Carlos Martín, director y versión escénica)


"La operación dramatúrgica que llamamos actualización de los clásicos es tan necesaria como peligrosa. Hay que admitir que toda obra clásica tiene algo -o mucho- de enigma indescifrable, y es necesario intervenir en ella para volverla accesible al espectador actual. Pero tal intervención está plagada de peligros.

Alterando notablemente la estructura de Ricardo III, organizando sus escenas, personajes e interacciones según otros principios compositivos, concentrando espacios, tiempos, diálogos y situaciones en torno a un nuevo centro dramatúrgico -la escena tercera del quinto acto-, recurriendo a procedimientos y convenciones más o menos frecuentes en la escena contemporánea, la presente (per)versión de la tragedia shakespeariana propone, más que una reflexión sobre la ambición humana, una interrogación sobre eso que llamamos conciencia, ese espejo interior, tan a menudo turbio, en cuyo azogue se reflejan y refractan los actos que nos definen ante el mundo y ante nosotros mismos" (José Sanchis Sinistera, dramaturgia)


http://www.elmundo.es/la-aventura-de-la-historia/2014/11/06/545a000522601d7a398b457d.html

http://cultura.elpais.com/cultura/2014/10/31/actualidad/1414780118_777062.html

http://www.abc.es/cultura/teatros/20141031/abci-ricardo-teatro-espanol-201410311801.html

http://www.diariocritico.com/ocio/teatro/critica-de-teatro/suenos-visiones-del-rey-ricardo-iii/468234

http://www.libertaddigital.com/cultura/teatro/2014-12-13/ricardo-iii-desespera-y-muere-1276535927/

http://www.teatroateatro.com/criticas/un-rey-sin-conciencia-critica-de-suenos-y-visiones-del-rey-ricardo-iii/12357/

http://vozpopuli.com/ocio-y-cultura/53060-el-ricardo-iii-de-shakespeare-esa-tragedia-que-convierte-juego-de-tronos-en-una-nonez

http://www.todosalteatro.com/33408/critica-suenos-visiones-ricardo-iii.html

http://www.masteatro.com/critica-suenos-y-visiones-del-rey-ricardo-iii/

https://butacaenanfiteatro.wordpress.com/2014/12/16/suenos-y-visiones-del-rey-ricardo-iii-o-el-efecto-de-la-maldicion-de-margarita/