miércoles, 17 de abril de 2013

"LA SOLEDAD DE LOS NÚMEROS PRIMOS" DE PAOLO GIORDANO (2008)

Aprovechando el estreno en España de la película homónima, he decidido ponerme con este libro que me llamó la atención desde la primera vez que la vi por su título tan enigmático y por haberse convertido en un fenómeno literario en Italia.

Reconozco que me esperaba algo diferente, mucho más aburrido y filosófico, y que ha sido toda una sorpresa lo mucho que me ha gustado y lo adictivo que me ha resultado... tanto que lo leí en un sólo día.

El debut de este escritor italiano narra la historia de Mattia y Alice, dos personajes marcados por un trauma de su infancia que condicionará toda su vida.

Aunque no considero que sea un libro triste, tiene elementos muy duros y algunos momentos en los que se me hacía un nudo en la garganta.



"Mattia tenía razón: uno tras otro, los días se habían deslizado sobre la piel como un disolvente, llevándose cada uno una finísima capa de pigmento del tatuaje de Alice y de los recuerdos de ambos. Los contornos, igual que las circunstancias, seguían allí, negros y bien perfilados, pero los colores se habían mezclado y desvaído hasta acabar fundidos en un tono mate y uniforme, en una neutral ausencia de significado.

Los años del instituto fueron para ambos como una herida abierta, tan profunda que no creían que fuera a cicatrizar jamás. Los pasaron como de puntillas, rechazando él el mundo, sintiéndose ella rechazada por el mundo, lo que a fin de cuentas acabó pareciéndoles lo mismo. Habrían trabado una amistad precaria y asimétrica, hecha de largas ausencias y muchos silencios, como un ámbito puro y desierto en el que podían volver a respirar cuando se ahogaban entre las paredes del instituto.

Con el tiempo, la herida de la adolescencia cicatrizó; sus labios fueron cerrándose de manera imperceptible pero continua. Y aunque a cada roce se abría un poco, enseguida volvía a hacerse costra, más gruesa y dura. Al final se había formado una capa de piel nueva, lisa y elástica, y la cicatriz, de ser roja, había pasado a ser blanca y confundirse con las demás"

-------------------------------------------

"Las decisiones se toman en unos segundos y se pagan el resto de la vida. Así había sido con Michela, así había sido con Alice; así era también ahora. Esta vez los reconocía: eran esos segundos y no volvería a equivocarse"