domingo, 2 de septiembre de 2012

"HACIENDO MAJARADAS, DICIENDO TONTERÍAS" DE MARIO VAQUERIZO (2012)

Soy fan total del reality show "Alaska y Mario"... tanto que me trago todas las repeticiones que pillo XDD.

Mario Vaquerizo, desconocido hasta entonces para mí, se ha convertido en todo un fenómeno social y televisivo que quizás haya aprovechado su tirón mediático para escribir este libro, pero a mí me da igual (polémicas aparte)... Sabía que quería leerlo y punto XD.

Además, supuse que Mario iría a firmar a la Feria del Libro de este año, así que lo pedí de regalo para mi cumple y aproveché un día que fui al Retiro para que me lo firmara... ¡y quedé encantada con lo majo que fue con nosotras!

No lo considero una autobiografía al uso, sino más bien un conjunto de artículos periodísticos (Marito es licenciado en Ciencias de la Información por la UCM... ¡compi!) con anécdotas y pensamientos sobre su carrera profesional y su vida personal.

Me ha sorprendido lo bien escrito que está y lo ameno que es. Habla sin pelos en la lengua sobre la muerte, los celos, su orientación sexual, su delgadez... Quizás he echado de menos que hablara más sobre su relación con Alaska y que hubiera fotos (¡Por Dior! ¿Cómo no hay fotos?), pero por lo demás me ha gustado bastante.

He descubierto a un Mario divertido, emotivo, auténtico, único, y sobre todo sincero.

"Si yo quisiera podría saberme de memoria todos los ríos de España, pero eso no es de vital importancia en mi vida, en mi día a día -y ojo que no abogo por la incultura-, pero no me hace que sea feliz.
La frivolidad es una actitud ante la vida, yo dirá que antes se le llamaba hedonismo..., no sé, es muy difícil de explicar. Y diciendo esto soy consciente de lo que pueden llegar a pensar muchas personas..., que si soy un tonto, que si no tengo dos dedos de frente, que si vendo humo. ¿Sabes una cosa? Me da igual, y no lo digo con rencor, lo digo desde un punto de vista de autorreafirmación, ya que manifiesto en todo momento lo que pienso. En definitiva, ¿sabes lo que soy? Alguien muy sincero; mira tú por donde a la conclusión que llego"


"Me encanta el estampado de leopardo, las muñecas-gitanas de Marín, los caniches spaghetti de porcelana barata y los colores flúor. También tengo cierta obsesión por los locales denominados "puticlubs", los bares de carretera y las figuritas de la Virgen de Lourdes que brillan en la oscuridad. Eso por no hablar de paraísos artificiales como Marina d'Or y la ciudad-falsa por excelencia: Las Vegas.
A su vez no negaré que la revista musical española con Lina Morgan al frente, junto a Norma Duval, Bárbara Rey y las hermanas Valverde me parece auténtica y entretenida. Por si fuera poco, lo único que me anima a comer es la denominada comida basura con sus hamburguesas grasientas y los perritos calientes de dos euros con abundante ketchup y mostaza amarillo canario"

"Puedo decir alto y claro que desde que hago dieta estoy más sano que nunca; no me canso al subir las escaleras de cualquier edificio y lo mejor de todo, como ya he repetido: soy feliz. Me encuentro guapo y me gusto más que nunca. ¿Hago daño a alguien?
Así que, por favor, a todos los fundamentalistas absurdos e intolerantes decidles que cambien su discurso. Que yo no hago mal a nadie diciendo que me encanta estar delgado. Desgraciadamente, la anorexia es una enfermedad mental que acaba convirtiéndose en una física. A las personas que padecen este problema no les voy a ayudar negándoles que me gusto más ahora que nunca"