domingo, 28 de septiembre de 2014

"JUGADORES" (TEATROS DEL CANAL, SEPTIEMBRE - 2014)

Después de los meses de verano, comienza la esperada nueva temporada teatral y esta obra es la encargada de hacerlo en los Teatros del Canal.


"Els jugadors", dirigida y escrita en 2010 por el catalán Pau Miró, se estrenó en Girona en 2011 y en Barcelona en 2012 con otro elenco. Fue adaptada al italiano, donde ganó el prestigioso Premio Ubu 2013 a Mejor Novedad Extranjera.


Esta comedia negra plantea al público un paralelismo entre los juegos de mesa y el juego de la vida protagonizado por 4 personajes: un barbero, un enterrador, un actor y un profesor de matemáticas.

Es muy rápida y dinámica ya que sólo dura 80 minutos. Me resultó entretenida, pero no me dijo mucho... Digamos que es pasable y que sin el estupendo trabajo actoral del reparto, perdería mucho.


Para la versión en castellano, Miró ha contado con 4 actorazos, por los que ya solo merece la pena ver la obra: Miguel Rellán, Ginés García Millán, Luis Bermejo y Jesús Castejón.


Y antes de terminar, no puedo olvidarme de comentar un dato del programa de mano que me llamó la atención: la obra está dedicada al actor Álex Angulo, fallecido el pasado mes de julio en un accidente de tráfico, que formaba parte del elenco inicial. Una lástima...




"Lo que más me gusta de estos jugadores es que no se rinden. Su principal defecto es su principal virtud, a su edad, los 4 superan los 50 años, siguen soñando y eso siempre es peligroso. Perdieron el pulso al mundo pero de repente apareció una manera de recuperarlo, tal vez demasiado arriesgada, pero están desesperados y a estas alturas no hay otra. La adrenalina se dispara, por fin, otra vez. Lo más probable es que no salga bien, pero ¿quién sabe? Rojas o negras, ¿quién sabe?

Jugadores es una comedia negra, casi podríamos decir que cada personaje tiene un "cuento" por narrar. Entre los 4, sin embargo, cuentan una historia en común: la de aquellos que ya entregaron su vida a aquellas milésimas de segundo en las que la carta que decide una partida da la vuelta. Secuestrados por este romanticismo compulsivo, la suerte está echada. De todos modos, si existe alguna oportunidad de "ganar la partida" es gracias a los 4 actores que cuentan esta historia, este cuento cargado de cuentos" Pau Miró (autor y director)

“Cuatro hombres que se acercan a los 60 años. Un barbero, un enterrador, un actor y un profesor de matemáticas. En el fondo son jugadores: ruletas, cartas, deudas, excesos, fracasos…
Unas vidas de mierda enfocadas a aquellas milésimas de segundo en las que la carta que decide una partida da la vuelta. Cada personaje tiene su historia, casi podríamos decir que cada personaje tiene un “cuento” por narrar.
Entre los cuatro, sin embargo, cuentan una historia en común: cuatro hombres que se sienten desplazados. El mundo ha cambiado y no lo entienden. Han cambiado los valores, las reglas, y no encuentran su lugar. El dinero ha desaparecido y no regresa. También las prerrogativas. Los alicientes. Descolocados, andan arrastrando los pies, parecen fantasmas o cadáveres, o sonámbulos, o parece que estén en estado de coma… o, si me lo permiten, parece que tengan un blanco (aquel momento en el que el actor/actriz está sobre el escenario y se olvida del texto).
Es como si estos personajes hubieran olvidado el texto y estuvieran esperando a que volviera. Han perdido el pulso del mundo, y sólo tienen una manera de recuperarlo, tal vez demasiado arriesgada, seguramente demasiado peligrosa. Y alocada. Y también desesperada. Al fin y al cabo, sin embargo, la única manera.
Lo más probable es que no salga bien, pero ¿quién sabe? Rojas o negras, ¿quién sabe? De todos modos, si existe alguna oportunidad de “ganar la partida” es gracias a los cuatro actores que cuentan esta historia, este cuento cargado de cuentos”
- See more at: http://www.teatroscanal.com/espectaculo/jugadores-teatro/#sthash.14dt7XWx.dpuf
“Cuatro hombres que se acercan a los 60 años. Un barbero, un enterrador, un actor y un profesor de matemáticas. En el fondo son jugadores: ruletas, cartas, deudas, excesos, fracasos…
Unas vidas de mierda enfocadas a aquellas milésimas de segundo en las que la carta que decide una partida da la vuelta. Cada personaje tiene su historia, casi podríamos decir que cada personaje tiene un “cuento” por narrar.
Entre los cuatro, sin embargo, cuentan una historia en común: cuatro hombres que se sienten desplazados. El mundo ha cambiado y no lo entienden. Han cambiado los valores, las reglas, y no encuentran su lugar. El dinero ha desaparecido y no regresa. También las prerrogativas. Los alicientes. Descolocados, andan arrastrando los pies, parecen fantasmas o cadáveres, o sonámbulos, o parece que estén en estado de coma… o, si me lo permiten, parece que tengan un blanco (aquel momento en el que el actor/actriz está sobre el escenario y se olvida del texto).
Es como si estos personajes hubieran olvidado el texto y estuvieran esperando a que volviera. Han perdido el pulso del mundo, y sólo tienen una manera de recuperarlo, tal vez demasiado arriesgada, seguramente demasiado peligrosa. Y alocada. Y también desesperada. Al fin y al cabo, sin embargo, la única manera.
Lo más probable es que no salga bien, pero ¿quién sabe? Rojas o negras, ¿quién sabe? De todos modos, si existe alguna oportunidad de “ganar la partida” es gracias a los cuatro actores que cuentan esta historia, este cuento cargado de cuentos”.
Pau Miró
- See more at: http://www.teatroscanal.com/espectaculo/jugadores-teatro/#sthash.14dt7XWx.dpuf
“Cuatro hombres que se acercan a los 60 años. Un barbero, un enterrador, un actor y un profesor de matemáticas. En el fondo son jugadores: ruletas, cartas, deudas, excesos, fracasos…
Unas vidas de mierda enfocadas a aquellas milésimas de segundo en las que la carta que decide una partida da la vuelta. Cada personaje tiene su historia, casi podríamos decir que cada personaje tiene un “cuento” por narrar.
Entre los cuatro, sin embargo, cuentan una historia en común: cuatro hombres que se sienten desplazados. El mundo ha cambiado y no lo entienden. Han cambiado los valores, las reglas, y no encuentran su lugar. El dinero ha desaparecido y no regresa. También las prerrogativas. Los alicientes. Descolocados, andan arrastrando los pies, parecen fantasmas o cadáveres, o sonámbulos, o parece que estén en estado de coma… o, si me lo permiten, parece que tengan un blanco (aquel momento en el que el actor/actriz está sobre el escenario y se olvida del texto).
Es como si estos personajes hubieran olvidado el texto y estuvieran esperando a que volviera. Han perdido el pulso del mundo, y sólo tienen una manera de recuperarlo, tal vez demasiado arriesgada, seguramente demasiado peligrosa. Y alocada. Y también desesperada. Al fin y al cabo, sin embargo, la única manera.
Lo más probable es que no salga bien, pero ¿quién sabe? Rojas o negras, ¿quién sabe? De todos modos, si existe alguna oportunidad de “ganar la partida” es gracias a los cuatro actores que cuentan esta historia, este cuento cargado de cuentos”.
Pau Miró
- See more at: http://www.teatroscanal.com/espectaculo/jugadores-teatro/#sthash.14dt7XWx.dpuf
“Cuatro hombres que se acercan a los 60 años. Un barbero, un enterrador, un actor y un profesor de matemáticas. En el fondo son jugadores: ruletas, cartas, deudas, excesos, fracasos…
Unas vidas de mierda enfocadas a aquellas milésimas de segundo en las que la carta que decide una partida da la vuelta. Cada personaje tiene su historia, casi podríamos decir que cada personaje tiene un “cuento” por narrar.
Entre los cuatro, sin embargo, cuentan una historia en común: cuatro hombres que se sienten desplazados. El mundo ha cambiado y no lo entienden. Han cambiado los valores, las reglas, y no encuentran su lugar. El dinero ha desaparecido y no regresa. También las prerrogativas. Los alicientes. Descolocados, andan arrastrando los pies, parecen fantasmas o cadáveres, o sonámbulos, o parece que estén en estado de coma… o, si me lo permiten, parece que tengan un blanco (aquel momento en el que el actor/actriz está sobre el escenario y se olvida del texto).
Es como si estos personajes hubieran olvidado el texto y estuvieran esperando a que volviera. Han perdido el pulso del mundo, y sólo tienen una manera de recuperarlo, tal vez demasiado arriesgada, seguramente demasiado peligrosa. Y alocada. Y también desesperada. Al fin y al cabo, sin embargo, la única manera.
Lo más probable es que no salga bien, pero ¿quién sabe? Rojas o negras, ¿quién sabe? De todos modos, si existe alguna oportunidad de “ganar la partida” es gracias a los cuatro actores que cuentan esta historia, este cuento cargado de cuentos”.
Pau Miró
- See more at: http://www.teatroscanal.com/espectaculo/jugadores-teatro/#sthash.14dt7XWx.dpuf

http://www.periodistadigital.com/guiacultural/ocio-y-cultura/2014/08/29/jugadores-teatro-en-la-estela-del-cine-pau-miro.shtml

http://noticias.lainformacion.com/arte-cultura-y-espectaculos/teatro/cuatro-jugadores-abriran-la-temporada-de-los-teatros-del-canal_3F0WMxWwCIktHM4inNrej4/

http://www.diariocritico.com/ocio/teatro/critica-de-teatro/jugadores/462002

http://agolpedeefecto.com/teatro_2014/teatro_jugadores.html

http://vidaenescena.blogspot.com.es/2014/09/jugadores-teatros-del-canal.html