domingo, 13 de abril de 2014

"LAS ESTRELLAS SE PUEDEN CONTAR" DE GIULIA CARCASI (2005)

Este libro me llamaba la atención por su llamativa y preciosa portada (¡hasta brilla en la oscuridad!) y cuando lo encontré en Carrefour por 5,95 € corrí a por él.

Es una novela realista juvenil que está dividida en dos partes, cada una narrada por uno de los protagonistas; lo que es muy original ya que ofrece dos puntos de vista de la misma historia.

En su primera novela, esta autora italiana habla del amor y las primeras veces con un estilo poético muy característico que da lugar a frases preciosas al estilo de: "Sabes, de vez en cuando me asalta la duda: ¿vale la pena amar si corres el riesgo de estar peor?".

Es una lectura rápida, sencilla y entretenida con la que he disfrutado bastante y he doblado muchas esquinitas.


"Sí, soy fuerte... Soy una roca... Estas cosas las entiendo. 
Yo, que me pongo en la piel de todos, en la mía no, la mía la dejo en el armario, entre el  polvo.
Pero a veces estaba cansada de ponerme en esas pieles usadas, que pertenecían a otros, que no eran de mi talla"

-----------------------------------

"Porque vivir es cómo escalar una montaña: no tienes que mirar hacia atrás, si no, puede darte vértigo.
Tienes que seguir adelante, adelante, adelante... Sin añorar lo que dejas atrás, porque, si se ha quedado atrás, significa que no quería acompañarte en tu viaje.
Pero ese trozo de roca que ya no puedes ver también te ha servido, te ha hecho comprender, te ha dado impulso"


-----------------------------------

"Lo malo de los corazones rotos es esto: no puedes echarles agua oxigenada por encima y soplar mientras las burbujitas caminan por la herida; sólo puedes guardarte los pedazos.
Y no hay operaciones ni medicinas que los puedan curar; te tienes que quedar con tu corazón así, roto" 

----------------------------------- 

"-Ya, de pequeña pensaba: cuando encuentre el amor lo podré hacer todo, incluso contar las estrellas.
-¿Y ahora?
-Ahora pienso que hay demasiadas estrellas..."


----------------------------------- 

"Me gustaría un mundo más dócil, que no te hiciera perder las riendas, que no te arrastrara a donde quisiera. 
Un mundo pequeño, que te lo metieras en el bolsillo, como un llavero. 
Un cielo que te cuide, que no te olvide.
Y pienso que sería bonito que la vida fuera como las creps, que las puedes rellenar como quieras. 
¿Que quieres cacahuetes? Te ponen cacahuetes. 
¿Que quieres coco? Te ponen coco. 
Pero la vida es una comida precocinada, alguien ya ha escogido los sabores por ti. Y tú, ¿qué puedes hacer?"

----------------------------------- 

"En realidad los recuerdos duermen en nuestro interior. Preferimos no despertarlos. Los recuerdos son como los niños, no hay que hacer ruido porque cuando se despiertan es difícil que vuelvan a dormirse. Chsss..., mejor no hacer ruido"

----------------------------------- 

"Cuando entre dos personas se apaga el amor y ya no queda combustible, es mejor irse.
¿De qué sirve retener, permanecer juntos a toda costa?
Es como cuando tienes en la nevera un alimento caducado. Es mejor que lo tires, te ahorras el mal olor.
Te ahorras el silencio de dos personas que ya no tienen nada que decirse"   

-----------------------------------

"¿Cuánto duraremos?
No lo sé, el mundo es raro; se ensancha, se estrecha y luego vuelve a ensancharse, y tú nunca puedes estar seguro de que conseguirás estar bien dentro de él.
Pero cuando consigues estar a gusto, tienes que robar toda la vida que puedas. Y reservar un poco aparte. Porque quizás, un día, cuando necesites recuerdos, te irá bien ese soplo de vida y te gustará encontrar un poco de arena en el pelo. Y te pondrás allí, a acariciar a tu corazón y a dejarlo hablar"