jueves, 17 de abril de 2014

"ENSAYANDO DON JUAN" (TEATROS DEL CANAL, FEBRERO - 2014)

¿Albert Boadella, antiguo director de la compañia teatral Els Joglars y actual director artístico de los Teatros del Canal, dirigiendo a Arturo Fernández, el eterno galán? Curiosa combinación de la que no sabía qué esperar...


La obra, creada por el propio Boadella basándose en una versión de Eduardo Galán sobre el "Don Juan Tenorio" de José Zorrilla, pertenece al género de teatro dentro de teatro ya que nos presenta un divertido ensayo del Don Juan dirigido por una joven y moderna directora que quiere montar la obra desde una perspectiva contemporánea para demostrar la caducidad del personaje protagonista, pues a su juicio este mito es hoy anacrónico y machista. Pero en el casting toma una arriesgada decisión: contrata al actor Arturo Fernández para el personaje del comendador Don Gonzalo.


Nos encontramos así ante una original e interesante mezcla de comedia y teatro clásico que gustará tanto a los que buscan divertirse y reírse como a los que disfrutan oyendo recitar al Tenorio original.

El reparto está formado por 7 actores, pero sin duda el mayor reclamo es Arturo Fernández, que sigue sin perder su elegancia característica y su calidad interpretativa a sus ¡¡85 años!!


Quiero hacer una mención especial para el GRAN ACIERTO del proyecto Teatro Accesible, que surge de la colaboración entre Fundación Vodafone España, la asociación Psiquiatría y Vida (Centro de Rehabilitación Laboral Nueva Vida) y Aptent Be Accessible, que realizó 2 funciones con accesibilidad sensorial a través de un servicio de subtitulado, bucle magnético y audio descripción.



"Posiblemente, la joven y belicosa directora Angie lleva toda la razón. Don Juan Tenorio ha venido justificando entre el género masculino de varias generaciones españolas la apología de un estilo y uns actitudes un tanto villanas ante la mujer. El arte crea la moda y la obra de Zorrilla, aunque solo sea por su popular reiteración, condicionó la mirada de los hombres bajo la coartada de un Tenorio cuyas delirantes tropelías suscitaban una cierta simpatía y condescendencia social. Esta herencia es la que Angie no puede soportar e intenta contrarrestarla eliminando cualquier rasgo romántico o heroico del argumento. Bajo una forma de narración amparada en una supuesta modernidad, y sirviéndose de sus actores, trata de poner en relieve los perversos y prepotentes objetivos machistas que ella atribuye a Don Juan.

La cruzada de Angie no está falta de sensatez si nos referimos a los contenidos pero las formas acaban por ganarle la partida, ya que los valores caducos, como suele suceder, adquieren con el paso del tiempo una pátina novedosa y singular que les infunde un nuevo y poderoso atractivo" (Albert Boadella, autor y director)


http://www.culturamas.es/blog/2014/02/12/boadella-consagra-a-arturo-fernandez-ensayando-don-juan/

http://www.vlcnoticias.com/elpendulo/hemos-visto-ensayando-don-juan/

http://unabutacaconvistas.blogspot.com.es/2014/02/arturo-fernandez-y-ensayando-don-juan.html