miércoles, 10 de octubre de 2012

"LAS COSAS QUE NO NOS DIJIMOS" DE MARC LEVY (2008)

Descubrí a este autor francés gracias a una de mis películas favoritas, "Ójala fuera cierto", que está basada en una de sus novelas. Después de leerla y también su secuela, me hice con algun libro más del que es el escritor más leído en Francia porque me habían gustado bastante.

En esta ocasión me he encontrado con una historia familiar que me ha gustado, pero que se ha quedado ahí. Aunque está bien escrita y es una novela fluida, no me ha llegado a enganchar del todo y mucho menos a emocionar.

Eso no quita que sea una historia bonita, original e interesante sobre el amor, las relaciones entre padres e hijos y las segundas oportunidades.


"Quieres que hablemos a corazón abierto, entonces me gustaría hacerte una pregunta y que me prometas responder con sinceridad. ¿Cuánto tiempo habrá durado tu historia de amor más larga? No te hablo de Tomas, ni de sentimientos soñados, sino de una relación vivida. ¿Dos, tres, cuatro, cinco años tal vez? Qué más da, dicen que el amor dura siete años. ¿Serías capaz durante siete años de entregarte a alguien sin reservas, de darlo todo, sin límites, sin dudas ni temores, sabiendo que esa persona a la que quieres más que a nada en el mundo olvidará casi todo lo que habréis vivido juntos? ¿Aceptarías que tus atenciones, tus gestos de amor se borraran de su memoria, y que la naturaleza, a la que le horroriza el vacio, llenara un día esa amnesia con reproches y anhelos no cumplidos? Consciente de que todo ello es inevitable, ¿encontrarías pese a todo la fuerza de levantarte en mitad de la noche cuando la persona a la que quieres tiene sed, o simplemente una pesadilla? ¿Tendrías ganas todas las mañanas, de prepararle el desayuno, de verla por distraerla todo el día, divertirla, leerle cuentos cuando se aburra, cantarle canciones, salir porque necesitará que le dé el aire, incluso cuando hace un frío helador? Y, al llegar la noche, ¿ignorarás el cansancio, irás a sentarte al pie de su cama para aplacar sus miedos y hablarle de un porvenir que, irremediablemente, vivirá lejos de ti? Si tu respuesta a cada una de esas preguntas es sí, entonces perdóname por haberte juzgado mal, sabes de verdad lo que es amar"