sábado, 12 de septiembre de 2009

REMENDANDO HERIDAS...

Hoy ha sido una tarde rara, y todo por una llamada de teléfono... Yo creía que había cosas que estaban olvidadas y que la herida ya estaba cicatrizada de sobra... pero se ve que no del todo.

Aún te sigo buscando, esperando encontrar a alguien que se parezca un poco a ti... Alguien que sepa cuando estoy mal sin tener que decírselo (¿se puede ser así de egoísta?)... Alguien que sepa que mis monosílabos, mis "vale", mis "chao" sin besos significan algo más... Alguien que esté dispuesto a hacer por mí lo que hiciste tú... Alguien que me de esa confianza que necesito en mí... Alguien que me haga quererme por como soy... Alguien que aguante mis silencios... Alguien que me ayude a quitarme esos miedos... Pusiste el listón tan alto y encima me malacostumbraste tanto...

(Atardecer de ayer, desde casa)

Tengo que cambiar. Esto tiene que cambiar. No puedo seguir esperando algo que sé que es imposible o improbable. No puedo volver a cometer los mismos errores. Tuve suerte de encontrarte y compartir ese tiempo contigo. Pero ya pasó. No podía vivir contigo ni sin tí... y si terminó, fue por algo.

Como dije la frase de Barry Stevens, en parte me alegro de que ya no estés en mi vida, porque sólo de esta forma he llegado hasta ahora y he vivido todo lo que he vivido (bueno y malo) siendo como soy.

IT'S OVER!! Estoy harta de pensar unas cosas y luego no llevarlas a cabo. Hay que mirar hacia delante y esperar con los brazos abiertos lo que tenga que venir. Puede que luego duela y no acabe como me hubiera gustado, pero me llevaré ese durante... Es lo que importa.