sábado, 16 de julio de 2016

"A PESAR DE LOS AVIONES" DE DIEGO OJEDA (2012)


PASIONES

¿Y por qué se acaba la pasión?
-preguntó ella.

Será porque las pilas del amor
no son recargables
y las pérdidas de aceite del corazón
siempre van a parar al estómago.

Será que con el paso del tiempo
nos hacemos expertos
en engañar a Cupido
cada catorce de febrero
mientras jugamos a desquerernos,
mientras vivimos a cuentagotas.

Tal vez habría que encontrar un bisturí
para diseccionar los miedos,
tender al sol la ropa de las ilusiones rotas
y la adolescencia que no tuvimos.

O quizás sea más sencillo
-respondió él- 
y es que NADA
dura para SIEMPRE.


TAL VEZ

Tal vez
lo más fácil sería echarle la culpa al vino,
a las canciones,
al momento.

Quizás
la certeza de saber
que los daños del día después
estarían silenciados 
por kilómetros de palabras,
besos y mensajes,
fue un columpio hasta mis labios.

Llegaste,
-yo no te esparaba-
y aunque los gestos siempre son provisionales
volví a ver en tus ojos puertas abiertas.
La noche se rendía en tus pupilas.

El deseo se abrió de piernas entre nosotros,
después de aparcar nuestros corazones
en un pozo cerca del oceáno,
desaté mis manos, tus botones
y te robé la ropa de más que te puso el invierno.

Hoy no busco respuestas
y lo que más me gusta de ti
es todo lo que no sé.

Tampoco busco que entre nosotros
se escriba la palabra parasiempre,
pero espero que uno de estos días
tal vez tropieces con mi ausencia,
y decidas llamarme
cuando no te esté esperando.
 

AUTORIDADES SANITARIAS

Las autoridades sanitarias
advierten de los daños perjudiciales para la salud

¿y de la soledad?
¿la gente gris?
¿los amores de rebajas?
¿las falsas promesas?
¿los futuros caducados?
¿los pasados inacabados?
¿los sueños perdidos?
¿los silencios cobardes?
¿los orgasmos fingidos?
¿los desiertos personales?
¿la rutina?
¿la tristeza?

¿De esto nadie nos advierte?

Creo que voy a encenderme un cigarrillo