viernes, 13 de septiembre de 2013

"GUERRA MUNDIAL Z: UNA HISTORIA ORAL DE LA GUERRA ZOMBI" DE MAX BROOKS (2006)

A raíz de conocer a Cus me he empezado a sentir atraída por el mundo zombi... Prueba de ello es lo enganchadísima que estoy a la serie "The walking dead".

Desde hace tiempo, tenía ganas de iniciarme en la literatura de este género ("R y Julie" de Isaac Marion no cuenta), pero no he podido empezar con peor pie...

"Guerra mundial Z" habla sobre una ficticia guerra contra los zombis a través de las entrevistas a los supervivientes.

A su favor diré que me parece muy original la forma de desarrollar la historia, lo realista que parece y lo documentado que está porque trata aspectos políticos, sociales, militares, religiosos, etc.

Pero a mí no me ha gustado nada y me ha parecido aburridísimo, igual que la película, con la que sólo tiene en común el título XD.

Esperemos que Manel Loureiro me saque la espinita...


"Habíamos luchado contra los muertos hasta quedar en tablas y, al final, quizá las generaciones futuras lograsen volver a habitar el planeta con poco o ningún peligro físico. Sí, nuestras estrategias de defensa habían salvado a la raza humana, pero ¿qué pasaba con el espíritu humano?

Los muertos vivientes nos habían quitado algo más que tierra y seres queridos; nos habían robado la confianza como forma de vida predominante del planeta. Éramos una especie destrozada y hundida, llevada hasta el borde de la extinción, agradecida por tener un mañana en el que hubiese un poco menos de sufrimiento. ¿Era aquél el legado que queríamos dejarle a nuestros hijos? ¿Un grado de ansiedad y duda nunca visto desde que nuestros ancestros simios se escondieron en los árboles más altos? ¿Qué clase de mundo iban a reconstruir? ¿Reconstruirían algo? ¿Podían seguir progresando, sabiendo que no habían podido hacer nada para reclamar su futuro? ¿Y si en ese futuro se producía otra plaga de zombis? ¿Estarían nuestros descendientes listos para la batalla o se limitarían a rendirse rápidamente y aceptar lo que para ellos sería una extinción inevitable? Sólo por esa razón, teníamos que reclamar el planeta. Teníamos que demostrarnos que podíamos hacerlo, y que aquella prueba fuese el mayor monumento de la guerra. El largo y duro camino de vuelta a la humanidad o el hastío regresivo de los que fueran los primates más orgullosos de la Tierra. Ésa era la decisión,y teníamos que tomarla allí mismo"