viernes, 2 de marzo de 2012

"SI TÚ ME DICES VEN LO DEJO TODO... PERO DIME VEN" DE ALBERT ESPINOSA (2011)

Como ya he dicho varias veces, me gusta mucho Albert Espinosa en todas sus facetas. Y con esta novela de título tan largo puedo decir que ya me he leído los 3 libros que ha publicado.

Es un autor muy especial, igual que sus libros. Transmite como nadie sentimientos de esperanza y optimismo y es un gustazo leerle siempre.

"Si tú me dices ven..." es una novela muy bonita, que se lee con mucha facilidad y al final te queda la sensación de haber disfrutado y pasado un buen rato.

Pero para mí no está a la altura de su anterior libro, "Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo", que para mí es el mejor que ha escrito. Ése si que es mágico...

"Recuerdo como si fuera hoy cuando ella me dijo: "¿No deseas poder ser feliz en todos los aspectos de tu vida...? ¿No tener que aceptar nada que no te agrade...? ¿Sentir que la vida es controlada por ti en lugar de ir a rebufo de ella en el vagón 23...?"

No respondí...

Sólo resoplé, resonó un montón de aire saliendo de mi nariz y apareció mi diente roto tras una sonrisa de esperanza.

Y no dije nada, porque cuando llevas años aceptando que tu vida es lo que te pasa y no lo que originas... Pues, lamentablemente, te acabas acostumbrando.

Seguidamente ella añadió: "¿Conoces una vieja canción que dice "Si tú me dices ven lo dejo todo"?.

Volví a afirmar en silencio; no me salían las palabras, la emoción me tenía atrapado. Mi garganta era incapaz de crear sonido alguno.

Ella continuó: "Pues siempre he creído que a esa canción le falta algo... Debería ser: "Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven".

Finalmente me miró y me soltó las 3 preguntas que llevaba años deseoso de que alguien me hiciera: "¿Quieres o no quieres controlar tu vida? ¿Quieres o no quieres ser dueño de todos tus momentos? ¿Quieres?".

Y deje que sí, el sí más alto y potente que ha salido de mis 40 años de vida.

Un sí que contrastaba con el no más rotundo que había escuchado muy pocas horas antes...
Y tenéis que entender ese "no" antes de que os hable de ese "sí". Si no todo carecerá de sentido y no comprenderéis absolutamente nada.

Por ello, es imprescindible que conozcáis lo que pasó en las horas previas a conocer a la mujer que cambiaría la forma de ver mi vida y mi mundo.

Vayamos a ese "no"..."