lunes, 7 de febrero de 2011

"EL RESPLANDOR" DE STEPHEN KING (1977)

Tras reposar su lectura después de más de 2 meses intentaré explicar mi relación amor-odio con este libro.

Obviamente es imposible no relacionar la novela con la película de Kubrick... Constamente imaginaba al personaje de Jack Torrance con la cara de loco de Jack Nicholson y que la voz de Wendy era la de Verónica Forqué XDDDD

Pero la realidad es que son algo diferentes y, bajo mi punto de vista, ese el único atractivo que tiene.

Son más de 600 páginas y con muchísimas descripciones (que personalmente odio), lo que hace que la lectura se haga un poquito coñazo (por ejemplo, hasta la página 150 no llegan al hotel a instalarse).

Eso sí, lo mejor fue entender qué coño pasaba realmente con el Overlook. El final me gustó más. Es diferente al de la peli y muy Stephen King XD

"En el pequeño automóvil, que ascendía con mayor seguridad ahora que la pendiente se había hecho más suave, el chico siguió mirando hacia fuera entre sus padres, mientras el camino iba desovillándose, permitiéndose de vez en cuando echar un vistazo hacia el Overlook Hotel, con su imponente serie de ventanas mirando hacia el oeste y que reflejaban en ese momento la luz del sol. Era el lugar que había visto en medio de la ventisca, el lugar oscuro y retumbante donde una imagen aborreciblemente familiar lo buscaba a lo largo de oscuros corredores. El lugar contra el que lo había prevenido Tony. Era allí, estaba allí, fuera lo que fuese Redrum, estaba allí"

"-¿El esplendor?

-Es... -Danny abrió las manos en un gesto que lo abarcaba todo-. Es poder entender las cosas, saber cosas. A veces uno ve algo... como cuando supe que había telefoneado el tío Al, o el señor Hallorann, que sabía que vosotros me llamabais doc. Y el señor Hallorann, una vez que estaba pelando patatas en el ejército, supo que su hermano había muerto en un choque de trenes... Y cuando llamó a su casa, era verdad.

-¡Santo Dios! - susurró Jack-. No estarás inventando todo esto, ¿verdad, Danny?

El chico negó violentamente con la cabeza.

-¡No, lo juro! El señor Hallorann -añadió, orgulloso- dijo que tengo el mejor esplendor que él había visto en su vida. Los 2 podíamos hablar sin tener que abrir la boca.

Sus padres volvieron a mirarse, francamente aturdidos.

-El señor Hallorann quiso hablar conmigo porque estaba preocupado -continuó Danny-. Me dijo que éste es un mal lugar para la gente que esplende. Dijo que él había visto cosas. Yo también vi algo, después de haber hablado con él, mientras el señor Ullman nos llevaba a los 3 por el hotel"

"Los 2 estaban sumidos en una inquieta modorra, Wendy con Danny todavía en sus brazos. Ella no despertó, pero el niño sí. De alguna manera, el silencio era peor, más amenazador que los gritos y los golpes contra la recia puerta en la despensa. ¿Papi se habría dormido? ¿Y si había escapado?

Quince minutos más tarde, el silencio era quebrado por un traqueteo áspero, duro, metálico. Primero oyeron un chirrido, después un zumbido mecánico.
Con un grito, Wendy despertó.
El ascensor estaba de nuevo funcionando.

Los 2 se quedaron escuchándolo, con los ojos muy abiertos, abrazándose. Iba de una planta a otra, se oía el golpe de la puerta al cerrarse y abrirse. Se oían risas, gritos de borrachos, de vez en cuando alaridos y el ruido de algo que se rompía.
En torno a ellos, el Overlook cobraba vida nuevamente"

"Pero en esa voz aullante y aterradora, no quedaba nada del verdadero Jack. Era una voz que tan pronto gimoteaba en un frenesí de autocompasión como se elevaba en chillidos espeluznantes. A Wendy le producía escalofríos, le recordaba a las voces que resonaban en el pabellón de geriatría del hospital donde ella había trabajado durante el verano, mientras estaba en la escuela secundaria. No... El que estaba allí fuera ya no era Jack. Lo que Wendy oía era la voz lunática y destructora del propio Overlook.

El mazo se ensañó con la puerta del cuarto de baño, arrancando un trozo del débil revestimiento. Una cara agotada, enloquecida, la miró. La boca, las mejillas, la garganta, estaban cubiertas de sangre. Lo único que Wendy alcanzaba a ver, minúsculo y brillante, era el ojo de un monstruo"

1 comentarios:

Dulce Gomez dijo...

Yo la considero como una de las mejores películas de Kubrick, realmente da mucho miedo y es muy loca, la vi en las películas online de hbo y me encantó, porque te pone nervioso y angustiado aunque al principio todo sea "normal" está muy bien hecha.