jueves, 18 de junio de 2015

"CUARENTA Y TRES MANERAS DE SOLTARSE EL PELO" DE ELVIRA SASTRE (2013)


 MI VIDA HUELE A FLOR

He redondeado esquinas
para no encontrar monstruos a la vuelta
y me han atacado por la espalda.
He lamido mi cara cuando lloraba
para recordar el sabor del mar
y solo he sentido escozor en los ojos.
He esperado de brazos cruzados
para abrazarme
y me he dado de bruces contra mi propio cuerpo.
He mentido tanto
que cuando he dicho la verdad
no
me
he
creído.

He huido
con los ojos abiertos
y el pasado me ha alcanzado.
He aceptado
con los ojos cerrados
cofres vacíos
y se me han ensuciado las manos.
He escrito mi vida
y no me he reconocido.

He querido tanto
que me he olvidado.
He olvidado tanto
que me he dejado de querer. 

Pero
he muerto tantas veces
que ahora sé resucitar
-la vida es
quien tiene la última palabra-.
He llorado tanto
que se me han hecho los ojos agua
cuando he reído,
y me he besado.
He fallado tantas veces
que ahora sé cómo discernir los aciertos de lo inevitable.
He sido derrotada por mí misma
con dolor y consciencia, 
pero la vuelta a casa ha sido tan dulce
que me he dejado ganar
-prefiero mi consuelo
que el aplauso-.

He perdido el rumbo
pero he conocido la vida en el camino.
He caído
pero he visto estrellas en mi descenso
y el desplome ha sido un sueño.

He sangrado,
pero
todas mis espinas
han evolucionado a rosa.

Y ahora
mi vida
huele a flor. 


ME SOBRA LA POESÍA (Fragmento)

Desde que estás
me sobra todo lo que tengo
-me sobra hasta lo que no tengo-
porque tú me das todo.

Mi vida,
desde que estás tú
lo único que me falta
es la muerte.

Y no la echo de menos.


ERES LO QUE LE FALTA A TODO LO DEMÁS (Fragmento)

Ya ves,
has devuelto a mi cuerpo
la valentía necesaria para despegarse del suelo
y demostrarle que son necesarios cuatro brazos
para poder volar
y no caerse,
y has traído a mi habitación
las ganas de dejarme querer,
como quien aparece en medio del llanto
y en vez de secarte las lágrimas
te deja llorar
hasta que terminas,
y así poder seguir viviendo.

Por todo esto
te diré
que desde que tú me quieres
me quiero más
y por eso,
y por muchos otros motivos,
te quiero. 


DÍA UNO SIN TI: EL TIEMPO VA TAN LENTO QUE EN MI RELOJ AÚN ES AYER (Fragmento)

Huí de ti
como si eso significara huir de mí.
Perdóname,
es este pavor
que le tengo a mis monstruos.
Discúlpame,
creo que el problema
es que no sé luchar contra ellos con una sola mano,
así que tuve que soltar la tuya
para que me volvieran a derrotar,
pero esta vez sin excusas. 


NOCHE

Todos por la noche
estamos
un poco rotos
o un poco tristes
o un poco muertos.

Supongo
que la noche es una mezcla
de soledad,
de verdad, 
de silencio 
y de una voz
que no te diga
que todo va bien,
sino que aplauda todos los fracasos de tu día.

Me figuro 
que el fin del día
-o el principio de él-
es algo así como una caída de hombros,
el momento de expirar,
de desnudarte y abrazarte a ti mismo,
una caricia a tus propios párpados
para que mirarte no duela,
una línea de fuego
alrededor de tu sueño.

Imagino
que la noche es una cuna,
que rendirse es necesario
para ganar,
que no se puede morir
sin llorar toda la vida antes,
que descansar
en ocasiones es todo lo contrario
a cerrar los ojos
y dejar de pensar.

Que la noche 
es de todos los momentos
en los que no se tiene lo que se quiere
el más bonito
porque es
de todos los momentos
en los que no se tiene lo que se quiere
el más real.

La noche
nos folla
para darnos
el placer
de sudar lo dolido.