lunes, 2 de abril de 2012

"LOS JUEGOS DEL HAMBRE" DE SUZANNE COLLINS (2008)

Me enteré de la existencia este libro por los blogs de literatura que sigo. Decían que esta trilogía era lo mejor de lo mejor y a mí me entró curiosidad en cuanto leí el argumento: "Un pasado de guerras ha dejado los 12 distritos que dividen Panem bajo el poder tiránico del Capitolio. Sin libertad y en la pobreza, nadie puede salir de los límites de su distrito. Sólo una chica de 16 años, Katniss Everdeen, osa desafiar las normas para conseguir comida. Sus prinicipios se pondrán a prueba con Los juegos del hambre, espectáculo televisado que el Capitolio organiza para humillar a la población. Cada año, 2 representantes de cada distrito serán obligados a subsistir en un medio hostil y luchar a muerte entre ellos hasta que quede un solo superviviente.
Cuando su hermana pequeña es elegida para participar, Katniss no duda en ocupar su lugar, decidida a demostrar con su actitud firme y decidida, que aún en las situaciones más desesperadas hay lugar para el amor y el respeto".

Empecé a leerlo con recelo porque las novelas de ciencia ficción no me gustan nada, sus casi 400 páginas me acojonoban y el hecho de que esté catalogado como literatura juvenil me echaba para atrás y más después de la decepción con "R y Julie".

Pero me he llevado una grata sorpresa al confirmar que todas las alabanzas eran ciertas porque me ha encantado la novela!! Tanto que me considero ya fan de "LJDH" y estoy deseando ver la peli!!

Esta distopía mezcla intriga, aventura y romance y a mí me ha conseguido atrapar y emocionar. Es super entretenida y su heroína, Katniss Everdeen, podría decirse que está al nivel de Lisbeth Salander. Es una novela que recomiendo no sólo para jóvenes, porque todos nos merecemos disfrutar y engancharnos con un buen libro.

Ahora toca leer el 2º libro de la trilogía, "En llamas", y comprarme un pinsajo XD

"Me tapo la cara con las manos. No corro el peligro de llorar, no podría producir ni una lágrima aunque me fuese la vida en ello. ¿Qué está haciendo Haymitch? A pesar de la rabia, el odio y la suspicacia, una vocecita dentro de mi cabeza me susurra una respuesta: "Quizá te esté enviando un mensaje". ¿Un mensaje para decirme qué? Entonces lo entiendo; Haymitch sólo tendría una buena razón para no darme agua: sabe que estoy a punto de encontrarla.

Aprieto los dientes y me levanto. La mochila parece pesar el triple de lo normal. Cojo una rama rota que me sirva de bastón y me pongo en marcha. El sol cae a plomo, es aún más abrasador que en los dos primeros días y me siento como un trozo de cuero secándose y agrietándose con el calor. Cada paso me supone un gran esfuerzo, pero me niego a parar, me niego a sentarme. Si me siento, es muy probable que no vuelva a levantarme, que ni siquiera recuerde cuál es mi objetivo.

¡Soy una presa muy fácil! Cualquier tributo, incluso la pequeña Rue, podría acabar conmigo ahora mismo; sólo tendría que empujarme y matarme con mi propio cuchillo, y a mí no me quedarían fuerzas para resistirme. Sin embargo, si hay alguien más en esta parte del bosque, no me hace caso. Lo cierto es que me siento a milllones de kilómetros del resto de la humanidad.

En cualquier caso, no estoy sola, no, seguro que me sigue una cámara. Pienso en los años que pasé viendo cómo los tributos se morían de hambre, congelados, desangrados o deshidratados. A no ser que haya una buena pelea en alguna parte, debo de ser la protagonista"