sábado, 24 de septiembre de 2011

"LA SONRISA ETRUSCA" (TEATRO BELLAS ARTES, ABRIL - 2011)

Tengo que reconocer que acudí a ver esta obra por sus 2 actores protagonistas. No he leído nada de José Luis Sampedro y no tenía ni idea del argumento de la obra.


La historia nos ofrece una reflexión sobre la vida y el amor maduro. Una historia dura y nostálgica con la que me han entrado ganas de leer la novela para profundizar más en ella.

El montaje teatral cuenta con pocos elementos escénicos y con diversas proyecciones audiovisuales, que ayudan a la ambientación.

Sobre el escenario encontramos a 2 actores geniales: Julieta Serrano y Héctor Alterio, razón suficiente para ver "La sonrisa etrusca".

Destaco sobre todo a Alterio, grandísimo, al que ya había tenido la oportunidad de ver en un teatro con "Dos menos", junto a José Sacristán.



"La sonrisa dulce, tierna, algo burlona y enormemente placentera que cierra significativamente el ciclo vital de un ser que fue violento, justo e inflexible en sus convicciones, endurecido por la guerra y por la lucha diaria contra una agreste naturaleza indomable, el ciclo vital de un hombre seco, profundo, radicalmente honesto consigo mismo pero incapaz de comprender las debilidades del otro, los matices de la existencia cotidiana o las diferentes maneras de pensar y de existir.

El camino hacia la ternura, ese sería otro buen título de esta historia que José Luis Sampedro nos ofreció hace ya más de 20 años" (José Carlos Plaza, director)