martes, 22 de diciembre de 2015

"LA TRISTE HISTORIA DE TU CUERPO SOBRE EL MIO" DE MARWAN (2012)


EMPEZAR A EXPLICARLO (Fragmento)

Así ella y yo comenzamos
una de esas historias de cara o cruz
con la moneda siempre girando en el aire
y todos los castillos de arena.
Un amor ambiguo donde siempre
era la víspera de todo
pero difícilmente el día de nada.
Un viaje tan a destiempo
que nunca llegamos al mismo sitio
sin que uno de los dos llevara encendidas
las luces de reserva de su corazón.
Y así mi calle ya nunca más
hizo esquina con París.

Si os soy sincero, lo más jodido de todo es no saber
qué sucedería si volviera a sentir lo mismo
y tuviera que escoger entre
el cuerpo al que amo
y el cuerpo que me hace arder.
No sé, no lo tengo claro.


LAS COSAS QUE ME SEPARARON DE TI

Primero
y como motivo principal
fueron nuestros corazones de fruta verde
incapaces de ser masticados.
El frío que hacía a tres manzanas de tu vida.
Mi alergia al compromiso, tu alergia a verte sola.
Mis ganas de saber qué películas
estaban en cartelera bajo otras faldas.
Encontrar solo el recuerdo del recuerdo
del recuerdo de lo que andábamos buscando.
Lo mucho que nos parecíamos a las parejas
a las que no nos gustaría parecernos.
Nuestra forma de no encontrar la forma de hacerlo de otra forma.
No querer que me recordaras como un cabrón
por haberte seguido sin amarte.
Pensar que ya sólo podríamos aspirar a victorias minúsculas.
Nuestra forma de hacer del amor un deporte de riesgo.
Escribo estas líneas
porque nunca fui del todo justo
cuando te culpé de todo a ti.


LO NORMAL

Las cosas empezaron bien, nos vimos unos días. Cine, mantas, risas, cervezas, maquillando el pasado para parecer más de lo que somos… vamos, lo normal. Así unos días hasta que uno de los dos pidió algo más. Ese fue el punto de ruptura para que el terreno que pisábamos comenzara a desnivelarse. Vinieron entonces los pretextos, los regates, los mensajes a deshora, las llamadas distanciadas en el tiempo… vamos, lo normal. Se empezó a cumplir esa extraña teoría de que el amor son vasos comunicantes donde uno quiere y otro se deja querer. Al final, con el corazón sin presupuesto, tú te cansaste de perseguir, de no encontrar las llaves que abrían las puertas de mi alma, y una buena tarde, después de unas semanas dándote excusas para no verte, me enteré de que volabas en otro colchón, con otro que no era yo, y yo, que tantas veces te esquivé, comencé a quererte. Vamos, lo normal.

EL AUTOBÚS (Fragmento)

 OBJETIVOS PARA ESTE VERANO

Salir de este tren sin rumbo llamado añoranza

Tender mi pena gris al sol, dejar que seque

Conseguir escaparme de tu nombre alguna tarde (cada vez más)

Entender que siempre que pregunte por nosotros el futuro cambiará de conversación

Escribir cien veces que el llanto es el orgasmo de la tristeza

Aprender a escribir un punto final, cambiar de página

Dejar de ir al futbol con mi angustia

Hacerle menos caso a Sabina, leer menos poemas de Karmelo

Dejar la cañita de mediodía, la tristeza de las tardes, las preguntas de la noche

Hacer por un minuto como que todo va bien

Y sobre todo y en primer lugar:

ser capaz de masturbarme pensando en otra que no seas tú.


LAS OTRAS VIDAS

A veces me tumbo sobre el pasado
y me da por pensar en todas las vidas que no viví,
en las elecciones inciertas que me trajeron hasta este punto,
en la muchacha imposible de las coletas,
en el examen de acceso a sus caderas -que no logré aprobar-
en las decisiones temblorosas de empezar otro trabajo que no surgió,
en las palomas del verano, que por probar otras cosas,
eché a patadas de mi balcón,
en las palabras que no dije
y que rascaban como azufre en la garganta,
en el instante perdido en que otro se adelantó
y me la quitó de las manos,
en la tarde en que no defendí a ese niño y fui cobarde
y su dolor me persiguió como un galgo por mi juventud.

Pero vienes, me arrancas las dudas de las manos
como si de un libro se tratara, lo lanzas lejos
y el mundo vuelve a parecerme en un lugar amable.


LA VIDA

Cuando te nombran fracasado del mes
y la alegría se olvida de la dirección de tu casa.
Cuando todo cuadra y la rubia vuelve a llamar
y todos te ven galopar con ella.
Cuando el corazón se rompe y se arregla
y se rompe y se arregla...
Cuando un amigo te clava el aguijón del desprecio
y el suelo se abre bajo los pies.
Cuando las amistad son cuatro copas rebosantes
y te vengas del mundo en su compañía.
Cuando las estanterías del tiempo
no aguantan el peso de los años
y vuelves a caer en cosas que ya te habían dicho adiós.
Cuando el tiempo se para y te espera
y te sube a sus vagones y te hace maquinista.
Cuando el destino arranca la puerta de casa
y viene tu futuro preguntándote por ti.
Cuando viene el futuro
y el insomnio pasa de largo por tu puerta.
Cuando el vaso estalla.
Cuando encuentras pegamento
para curar los agravios.

La vida
 
la vida

la vida... 


EL FIN

Después de 4 años en que pasamos por todos los estados del amor y el desamor nuestra historia se acabó. Tú hacia el norte y yo hacia ningún lugar. Me escondí por donde pude, me agarré a las cinturas que pude, te saqué de las conversaciones como pude y evité ir a los lugares donde coincidíamos como pude. Así acabé perdido en medio de la ciudad de las almas sin rumbo preguntándome por qué cuanto más te esfuerzas en olvidar más la recuerdas. Pasaron varios meses y tras seguir caminando por esa línea decidí tomármelo con calma. Aunque doliera. Aceptar el dolor como el precio de las cosas más hermosas. Tu recuerdo poco a poco comenzó a bajar el volumen de su voz y por un tiempo, según te ibas yendo, estuve de paso por la vida. Fue raro vivir sin sobresaltos, ver cómo poco a poco la tristeza se iba diluyendo en el paso de los días. Así llegó el día que supe que ya no te necesitaba. Esa noche comprendí que el fin también es el principio.

2 comentarios:

Cristina López moreno dijo...

Hola , acabo de encontrar tu blog, me gusta mucho tu entrada, y ya te sigo,y te invito a pasar por tu blog;)
http://estoyentrepaginas.blogspot.com.es/

Laura dijo...

Muchas gracias por comentar! yo también te sigo ;-)