sábado, 18 de enero de 2014

"TIERRA DE NADIE" (NAVES DEL ESPAÑOL - MATADERO, ENERO - 2014)

"Tierra de nadie" es una obra escrita en 1974 por el premio Nobel inglés Harold Pinter, uno de los autores de referencia del teatro contemporáneo, y está considerada una de sus obras maestras.


Pero para mí, el principal reclamo para ir a verla era poder disfrutar en primera fila (literalmente y como casi siempre XD) de dos de los mejores actores de nuestro país: Lluís Homar y José María Pou, que se baten en un auténtico duelo interpretativo, y que es sin duda lo mejor de la obra. Les acompañan Ramón Pujol y David Selvas.


Sobra la obra en sí es un poco complicado de hablar... Es un texto raro y desconcertante... Para muestra de ésto lo que dice su director y reparto al respecto: Xavier Albertí advierte de que «Tierra de nadie» exige una participación activa por parte del espectador. «No es una obra sencilla de entender, pero es una función que atrapa». «Es una experiencia teatral de primer orden –acota Pou-, se entienda o no la obra y a sus personajes. Cuando la vi por primera vez, no entendí nada, pero me quedé aturdido. Es una función mágica, que conmociona al público más que le emociona; que le deja descolocado. No se puede ser un espectador pasivo, la obra te absorbe y te lleva hacia el escenario». Añade Homar: «Por la experiencia que hemos vivido con esta función en Barcelona, el público sale tocado». Y completa David Selvas: «No salen del teatro diciendo si les ha gustado o no… Es toda una experiencia para nosotros y para ellos». (FUENTE: abc.es)




A petición expresa del propio Harold Pinter, fallecido en 2008, su funeral empezó con la lectura de este fragmento de "Tierra de nadie":

“Podría incluso mostrarle mi álbum de fotografías. Podría incluso suceder que viera en él algún rostro que le recordara el suyo, lo que antes había sido. Podría ocurrir que viera rostros de otros, en la sombra, o mejillas de otros, dándose la vuelta, o mandíbulas, o nucas. U ojos, oscuros bajo sombreros, que podrían recordarle a otras personas que había conocido, que creía habían fallecido hace mucho tiempo. Pero de las cuales aún recibirá una mirada de reojo, si sabe enfrentarse al fantasma bueno. Acepte el amor del fantasma bueno. Ellos poseen toda aquella emoción… atrapada. Quítese el sombrero ante ellos. No le quepa la menor duda de que eso no los liberará, pero quién sabe… qué alivio… les dé quizás… quién sabe cómo pueden reanimarse… en sus cadenas, en sus jarrones de cristal. ¿Le parece cruel… apremiarlos cuando están sujetos, encarcelados? No… no. Profundamente, profundamente, desean responder a su tacto, a su mirada, y cuando usted sonríe, su alegría… es ilimitada. Y por eso le digo: tratemos a los muertos con la misma ternura con la que querríamos ser tratados, ahora mismo, en lo que describiríamos como nuestra vida”


http://cultura.elpais.com/cultura/2014/01/15/actualidad/1389807859_296773.html

http://www.abc.es/cultura/teatros/20140114/abci-homar-tierra-nadie-201401142037.html 

http://www.abc.es/cultura/teatros/20140124/abci-critica-tierra-nadie-201401221804.html