miércoles, 29 de agosto de 2012

"SIN UNA PALABRA" DE LINWOOD BARCLAY (2007)

Este libro llegó a mis manos en una Feria del Libro viejo y antiguo, por sólo 6 euros. En seguida me llamó la atención su misterioso argumento: "Imagina que tienes quince años, que despiertas una mañana y ves que toda tu familia ha desaparecido sin dejar ninguna pista. Imagina que pasan veinticinco años y se te presenta la oportunidad de descubrir la verdad. Imagina que a lo mejor preferirías no haberla sabido nunca..."

Es un thriller adictivo 100%, que engancha desde el principio y que no puedes soltar hasta conocer el final, que además tiene un sorpresa inesperada.

Yo en ningún caso me imaginé el desenlace y tengo que reconocer que la última página de la novela consiguió emocionarme.


"-Mira hacia allí, hacia la cámara -le ordenó Paula Malloy poniendo su mano sobre el hombro de Cynthia. Yo me mantenía a un lado, y era todo lo que podía hacer para no entrar en plano y arrancarle la máscara a Paula-. Sólo pregúntales lo que has estado deseando preguntarles todos estos años.

Cynthia, con los ojos brillantes, hizo lo que le decían: miró a la cámara y en un primer momento lo único que pudo decir fue:
-¿Por qué?

Paula se permitió una pausa dramática y luego preguntó:
-¿Por qué qué, Cynthia?
-¿Por qué -repitió ella tratando de serenarse- me abandonasteis? Si podéis hacerlo, si aún estaís vivos, ¿por qué no os habéis puesto en contacto conmigo? ¿Por qué no me dejasteís ni siquiera una nota? ¿Por qué no pudisteis por lo menos despediros?

Podía percibir la tensión del equipo y los productores. Todos aguantaban la respiración. Yo sabía lo que estaban pensando: aquello iba a ser la hostia, televisión en estado puro. Les odiaba por explotar la desgracia de Cynthia, por exprimir su sufrimiento con el único propósito de proporcionar entretenimiento. Porque, en último término, de eso era de lo que se trataba: entretenimiento. Pero me mordí la lengua, porque sabía -Cynthia probablemente también lo sabía- que se estaban aprovechando de ella, que para ellos se trataba sólo de una historia más, un modo de llenar otra media hora de programa. Pero estaba deseando que la explotaran si eso significaba que alguien que la viera pudiera darle la llave que abriría el candado de su pasado"