miércoles, 27 de junio de 2012

"SINSAJO" DE SUZANNE COLLINS (2010)

--> Reseña "Los juegos del hambre"
--> Reseña "En llamas"

Empecé a leer el último libro de la trilogía con muchas ganas y expectativas porque las 2 novelas anteriores me habían gustado bastante.

Pero me he encontrado con que el desenlace de "Los juegos del hambre" es bastante pesado y lento ya que la acción se reserva para el tramo final. Sin duda, es el más flojo y aburrido de los 3 libros.

Obviamente, cualquier fan de la saga que se haya leído los libros anteriores debe leer éste, más que nada para conocer el final de la historia.

En general, es una trilogía que me ha gustado y que me alegro de haber leído, sobre todo la primera novela, que me dejó encantadísima. Pero es verdad que del libro final esperaba mucho más...

"Lo que quieren es que asuma por completo el papel que me han diseñado: el símbolo de la revolución, el Sinsajo. No basta con todo lo que he hecho en el pasado, con desafiar al Capitolio en los Juegos y despertar a la gente. Ahora tengo que convertirme en el líder real, en la cara, en la voz, en la personificación de la revuelta. La persona con la que los distritos (la mayoría en guerra abierta contra el Capitolio) pueden contar para incendiar el camino hacia la victoria. No tendré que hacerlo sola, tienen a un equipo completo de personas para arreglarme, vestirme, escribir mis discursos y orquestrar mis apariciones (como si todo eso no me sonara horriblemente familiar), y yo sólo tengo que representar mi papel. A veces los escucho y a veces me limito a contemplar la línea perfecta del pelo de Coin y a intentar averiguar si es una peluca. Al final salgo de la habitación porque la cabeza me duele, porque ha llegado la hora de comer o porque, si no salgo al exterior, podría ponerme a gritar. No me molesto en decir nada, simplemente me levanto y me voy.

Ayer por la tarde, cuando cerraba la puerta para irme, oí a Coin decir: "Os dije que tendríamos que haber rescatado primero al chico". Se refería a Peeta, y no podría estar más de acuerdo con ella. Él si que habría sido un portavoz excelente.

Y, en vez de eso, ¿a quién pescaron en la arena? A mí, que no quiero cooperar"