jueves, 9 de febrero de 2012

"TOKIO BLUES. NORWEGIAN WOOD" DE HARUKI MURAKAMI (1987)

Siempre me ha llamado la atención Haruki Murakami y el hecho de que sea un autor de culto para muchos. Para iniciarme con este escritor japonés elegí su novela más famosa, que lleva por subtítulo el nombre de una canción de The Beatles.

Es un best seller y una novela que difiere del resto de su obra, porque es bastante realista.

Me ha gustado más de lo que esperaba, pero tampoco es el libro de mi vida. Aunque no soy muy fan de las descripciones minuciosas (y este libro las tiene a toneladas XD), reconozco que el estilo característico de Murakami es atrapante y adictivo.

Es una novela que narra una historia sencilla, con unos personajes muy interesantes; trata temas como el amor, la muerte y el sexo; y es ideal para leer tranquilamente, sin prisas, y poder disfrutar de ella.

Seguramente leeré más cosas de este escritor en el futuro porque me ha sorprendido, aunque no soy nada fan de lo surrealista.

"Era consciente de que la solución a mis problemas no estribaba en fortalecerme a mí mismo, pero supuesto, pero, en cualquier caso, lo único que podía hacer era mantener la moral alta. Lo único que podía hacer era esperar con paciencia a que ella se curara.


"¡Eh, Kizuki!", pensé. "A diferencia de ti, he decidido vivir como es debido. Tú debiste de sufrir, pero yo también sufro. De veras. Todo lo que está ocurriendo procede de tu muerte: abandonaste a Naoko a su suerte. Yo, en cambio, jamás podré hacerlo, porque la quiero y soy más fuerte que ella. Y aún seré más fuerte. Maduraré. Me convertiré en un adulto. Debo hacerlo. Hasta ahora había deseado permanecer eternamente en los 17 o 18 años. Pero ya no lo pretendo. Ya no soy un adolescente. Tengo sentido de la responsabilidad. Kizuki, ya no soy el que estaba contigo. He cumplido 20 años. Y debo pagar un precio por seguir viviendo"".


"-Si me enfadé fue por lo siguiente. Y mira que estaba tan furiosa que te hubiera dado 100 patadas. Hacía tanto que no nos veíamos, y tú, con la cabeza en las nubes, pensabas en la otra chica, sin mirarme ni un instante. Aparte de eso, me dio la impresión de que me iría bien estar un tiempo separada de ti. Para aclarar las cosas.


-¿Qué cosas?


-Nuestra relación. En fin, yo cada vez lo paso mejor contigo. Mejor que cuando estoy con mi novio. Y eso, la verdad, no es muy normal, no es buen síntoma, ¿no crees? Él me gusta, por supuesto. Es un poco egoísta, estrecho de miras, algo facha, pero tiene muchas cosas buenas, y es el primer chico que me ha gustado. Pero tú..., tú eres alguien muy especial. Cuando estoy contigo, siento que nos entendemos. Confío en ti, me gustas, no quiero dejarte escapar. Ese día me marché furiosa, así que le pregunté a él con toda franqueza qué creía que debía hacer. Y me dijo que no te viera más. Y que si volvía a verte, rompiera con él"